Un flamante desconocido, David Jiménez

Cuando se menciona el nombre de David Jiménez, nuestra mente busca rápidas conexiones para descubrir quien puede ser tal personaje. Un cantautor, un político corrupto, un bailaor, un transexual metido a director de cine, un cocinero, una incipiente figura del toreo, un portavoz de los indignados… con un nombre tan común, las opciones y concidencias son infinitas en todas las partes del globo. Pero no, no debemos exprimir nuestra sesera hasta dejarla seca. David Jiménez Silva es el auténtico nombre del futbolista canario del Mánchester City y de la Selección Española. Jiménez es su apellido paterno, para deslumbrar sobre el césped utiliza el materno, Silva.

David Silva (Arguineguín, Gran Canaria, 1986) es un menudo y hábil futbolista exponente de la mejor generación de peloteros que ha conocido nuestro país. Sus condiciones futbolísticas quedaron patentes desde temprana edad, cuando con siete añitos acompañaba a su padre a entrenar. En dichos entrenos jugueteaba con el esférico y pronto, dos ilustres compañeros de plantel de su progenitor, captaron que había madera de jugador, su movilidad y exquisita zurda cortejaron a los hermanos Valerón Santana, el menor de ellos, Juan Carlos, todavía pasea su fútbol pausado por los campos de Segunda División. El mayor, Miguel Ángel, gozó de menos suerte, tuvo que retirarse muy joven tras una lesión ocasionada por Alber Ferrer en un partido de Copa del Rey, a día de hoy se dedica a la gestión del fútbol base canario. La dupla fraternal fue la primera en insistir al padre del genial jugador de que las islas pronto se le quedarían pequeñas, que necesitaba empezar a impresionar a los equipos de la Península con las bondades balompédicas de su retoño. Así, llamóa la puerta del Real Madrid con sucesivas probaturas en la antigua Ciudad Deportiva, fue descartado sin justificación aparente. El antecesor no cesó en su empeño y consiguió otra tentativa en el Valencia, allí permanecería varios años.

Internacional en todas las categorías, fue cedido por el club de Mestalla para su fogueo antes del definitivo asalto a la primera plantilla del conjunto de la Capital del Turia. En primer lugar, el Eibar de Mendilibar. Silva, por entonces con recién estrenada mayoría de edad, destacó en el equipo egarense a pesar de su diminuto y farragoso campo y la adversa climatología. Ese año, la escuadra de las vascongadas estuvo muy cerca de ascender a la Primera División. La segunda etapa de su peculiar ´milí` tuvo como destino el Celta de Vigo. No es de extrañar que con tales parajes se habituara posteriormente  a la perfección a la vida en Mánchester. Sus temporadas en el Valencia transcurrieron de manera sobresaliente, pronto alcanzaría la internacionalidad y fue una pieza fundamental en la consecución de la Eurocopa de 2008. Denostado y culpabilizado del mal comienzo mundialista, fue apartado por el míster.

No hace muchas semanas realizó unas sensatas declaraciones en las que se quejaba de su trato en la ´Furia Roja`. Los medios de comunicación se apresuraron a censuras sus palabras contra las decisiones del seleccionador, ese ejemplo de bonismo que es el Marqués Vicente del Bosque. El técnico adujo que el chaval está mal asesorado por su círculo íntimo. La mayor metedura de pata a la por parte de un núcleo familiar adherido a un deportista a la que he tenido acceso últimamente , ha sido el prototipo de paletismo del que hizo gala la familia Iniesta, cuando repitieron sin cesar y hasta el infinito o más allá, que al ´poca playa` le habían mangado el premio a mejor jugador del año. Manda huevos que diría el ex-ministro Federico Trillo.  Para no rechistar al hacedor de alineaciones salmantino, ´el chino Silva` se defendió con dos actuaciones descollantes. La prensa se rendía ante sus credenciales futbolísticas. Las mismas estampadoras y cometaristas que ahora suspiran porque el jugador deleita a la Premier League jornada tras jornada, pero lamenta que dejara huérfana de gotas de talento a la Liga BBVA. Es como cuando sales con una chica, es estupenda y está rebuena, te acuestas con ella de vez en cuando, pasas de ella otro tanto, pero cuando se marcha con otro pretendiente, echas de menos sus polvos, que ahora te parecen los mejores y no supiste o quisiste valorarlo. Una estupidez muy común al género humano. Muchos millones de euros tuvieron la culpa de su emancipación a Mánchester. El Real Madrid estuvo cerca de contratarlo, pero lo dejó escapar. Qúizás este jugador antes luciera otro nombre en su camiseta, o no se prodigará dando entrevistas, o no disfrutara del cariño y connivencia de los medios masivos, pero ahora todos enarbolan la bandera del ´Silvismo`. Defienden su inclusión en esa pantomima de lista que es la candidatura al Balón de Oro y califican su aportación al balompié de las Islas, al mismo tamaño e influencia que el del italiano Gianfranco Zola, y sin  ninguna duda así es. Los mismos jornaleros comunicativos que ahora han redescubierto a Cesc Fábregas. Éste, por momentos, si mostraba otro nombre en su elástica. Los mismos ´periolistos` que ignoraron a Xabi Alonso mientras defendió la zamarra del Liverpool. Por no referirme al populacho, aquel que vive y se desvive por el Barça o el Madrí, quizás algún equipillo más y ni tan siquiera mira en la televisión los resúmenes goleadores de las ligas extranjeras, pero es un pecado menor, la culpa es de los profesionales que dan rienda suelta a esa confabulación para el enaltecimiento del ´Tiki Taka` o fútbol coñazo, una conchabanza más peligrosa que el mismísimo ´Villarato`, que eligió a Xavi e Iniesta como estandartes sobrevalorándolos cuantitativa y cualitativamente en detrimento de sus compañeros, desmejorando y restando méritos hasta a Messi. Quizás esta rotativa del movimiento pliegue sus velas ante las evidencias que otros elementos nos prodigan cada semana. Ojalá vuelva el hijo pródigo, ojalá se acaben las cortinas de humo periodísticas, telares de vapor que han aparecido hasta en el ´deporte rey`.

Pol Widuack

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.